Aderezos

Si la peineta es el icono de la indumentaria valenciana, el aderezo es igual o más importante en el conjunto del traje regional, por tener este varias piezas en su composición, como son los pendientes, “la joia”, los pinchos, las horquillas y los complementos para cuello y mano, como el collar de perlas, la gargantilla, los medallones y demás complementos dependiendo del tipo de traje al que vaya destinado.

La costumbre de regalar el aderezo a la novia el día de la demana es costumbre arraigada en el pueblo valenciano y de esta tradición surge el aderezo de valenciana que en principio no todo eran conjunto porque se regalaba por partes dependiendo de la ocasión.

Los aderezos del siglo XIX se distinguen por su riqueza, el dominio de la perla y el acabado en dorado. Los modelos más representativos de esta época son, el racimo, balcón o de la virgen; en diferentes calidades de perlas y pedrería.

Los aderezos del siglo XVIII son mucho más pequeños y cómodos para el tipo de indumentaria al que están destinados. En esta época los modelos más utilizados son, con terminal de almendra, del lazo, de a tres, etc.

En esta estética también podríamos incluir las piezas de labradora y Danza. Reproducciones antiguas como la polca, el chorro; en diferentes metales, pedrería y chapados como el oro, plata, oro rosa, etc.

Aderezos siglo XIX

Aderezos labradora

Aderezos siglo XVIII

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para dar un mejor servicio. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Si continúa navegando se considera que acepta su uso. Para más información consulte nuestra política de cookies.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest